En las últimas horas, Ramírez cuestionó el asesinato en la víspera de Navidad de la líder social Lucy Villareal. Le pidió explicaciones a la fuerza pública y pidió redoblar esfuerzos.

“Quién asesinó antier a Lucy Villareal mientras sus hijos la esperaban para la navidad? Qué muestran las cámaras? Porqué la gente tiene miedo a hablar? Fuerza pública y justicia deben redoblar esfuerzos en Tumaco donde el narcotráfico que trae violencia creció exponencialmente”, reclamó la vicepresidenta, en Twitter.

Ante el cuestionamiento, uno de los primeros en responderle, de forma irónica, fue Félix de Bedout, que a través de esa misma red social le dijo: “La vicepresidenta está a un paso de salir al balcón a darle a la cacerola”.

Luego del comentario, la vicepresidenta se mostró enojada y le pidió que no se equivocara, que ella nunca saldrá a tocar la cacerola.

“No @fdbedout no se equivoque. Jamás saldré a darle a la cacerola porque lo único que quiero es el progreso y no la destrucción de Colombia. Tal como lo ha planteado @IvanDuque la legalidad y la conversación constructiva, permiten solucionar entre todos lo que hay que corregir”, señaló Ramírez.

Ante esto, el periodista le aclaró, con respeto, que tenga en cuenta que del Gobierno se esperan más respuestas que preguntas. Además, la cuestionó porque solo hace 8 días varios líderes le hicieron un llamado desesperado al ministro de Defensa y esto, al parecer, no ha tenido eco.

Ese último comentario no ha sido respondido aún por la vicepresidenta.