Abelardo de la Espriella, en entrevista con Bu Radio, señaló que el capitán del Esmad que disparó la munición que hirió a Cruz estaba actuando en el ejercicio de sus funciones, y “no estaba en un bar, tomando licor con mujeres y en uniforme”; por lo que el caso lo debe llevar la justicia de los militares, y no la ordinaria.

En ese sentido, el periodista Néstor Morales hizo referencia a la declaración de Denis Cruz, hermana del difunto, que desaprobó la decisión que tomó el Consejo Superior de la Judicatura porque, dijo ella, la justicia Penal Militar no da garantías.

Al respecto el abogado, que ofreció sus servicios de manera gratuita al uniformado, señaló en la emisora que si bien entiende la trágica situación de la familia de Cruz, “el derecho no es como uno quiere que sea”.

“Yo de corazón los acompaño [a la familia de Cruz], pero Denis, la hermana del difunto, sabe de derecho lo que yo de física cuántica. El derecho no es como el hielo, que sabe a lo que se toca. El derecho tiene peso y consistencia propia. La ley y la jurisprudencia son claras”, manifestó el abogado.

De la Espriella aprovechó el tema para relacionarlo con el acuerdo de paz y reiterar su posición sobre la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)

“La misma gente que hoy dice que no hay garantías en la justicia Penal Militar es la que dice que la JEP sí va a juzgar como corresponde a los miembros de las Farc y que es un tribunal equilibrado. Eso al final es un tema político”, aseveró.

Según De la Espriella “están aprovechando el dolor” de la muerte de Dilan Cruz para “atacar la constitucionalidad y atacar al Esmad”. Sin embargo, concluyó en la emisora, la ley es clara y “no admite interpretación distinta”.

Por ahora queda esperar a que las investigaciones de la justicia Penal Militar inicien para conocer el futuro del capitán del Esmad involucrado.