El caballo purasangre se encuentra entre los lujosos bienes que le decomisaron a Toro Sánchez, y que están avaluados en 1.2 billones de pesos.

Entre esas propiedades, destaca la Fiscalía en un comunicado, también se les aplicó extinción de dominio a un lote de 305 hectáreas en Arjona, Bolívar, a cinco cuentas bancarias, seis camionetas de alta gama y otros elementos que, en total, completan 68 bienes.

Pero la atención de las autoridades se centró, específicamente, en el criadero de caballos denominado Nuevo Amanecer, que fue registrado en Cali y cuya sede está ubicada en Tenjo (Cundinamarca), ya que es considerado como “el segundo criadero más importante de Colombia porque tiene los caballos de paso fino más premiados y destacados en los diferentes certámenes de la especialidad”.

“Cada equino podría costar hasta 2 millones de dólares”, aseguró la Fiscalía, e hizo referencia a que en una llamada telefónica, que fue interceptada, alias ‘Pipe Montoya’ ofrecía por esa cantidad de dinero “en efectivo” a su equino más preciado: el ‘Kan de Kanes de San Marcos’, catalogado como el “mejor potro de paso fino y ganador de varias copas internacionales”.

El ente investigador advierte que aunque el mencionado caballo finalmente “habría sido vendido por un millón 500 mil dólares”, en las inspecciones que llevaron a cabo los peritos “no se encontró rastro de esa transacción ni de otras tantas hechas por el Criadero Nuevo Amanecer S.A.S”.

Del criadero también se llevaron otros 48 equinos, y el organismo destaca al Caballero de Rancho Luna, que se coronó como “tetracampeón” de la copa América de equinos que se disputó en Cali, en noviembre pasado.

La Fiscalía dice que debido a estas irregularidades y a que esa sociedad estaría evadiendo impuestos desde 2015, se podría comprobar que la “fortuna oculta” de Toro Sánchez y los bienes que negociaba los habría conseguido con dinero del narcotráfico, ya que es señalado como capo del extinto cartel del Norte del Valle y jefe de sicarios.

Fue así como las autoridades lo capturaron junto a su esposa, María Fernanda Ángel (la ‘Nana’), y un juez ordenó enviarlos a prisión acusados de delitos de lavado de activos agravado y enriquecimiento ilícito de particulares.

La Fiscalía destaca que alias ‘Pipe Montoya’ fue capturado en noviembre de 2003 y extraditado a los Estados Unidos, en donde luego de pagar 9 años de prisión (de una condena de 19) “retornó a Colombia en 2012 con la supuesta intención de recuperar los dineros de la estructura narcotraficante”.