Aunque se ha fugado dos veces de la cárcel, la última registrada en febrero pasado, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de ese país le redujo la pena, de 50 a 30 años, al asesino dominicano.

Los magistrados, igualmente, aseguraron en un comunicado que el delincuente fue declarado “penalmente responsable como autor de los delitos de homicidio doloso agravado y secuestro”, y tasaron su condena en “30 años de prisión”.

“En atención al recurso interpuesto a su favor, la Sala tuvo que aceptar el argumento presentado. En el sentido que cuando esa persona fue extraditada de República Dominicana a Panamá, el Estado extraditante puso como condición que no podía ser condenado a una pena superior a la vigente en ese país, es decir, 30 años”, agregó la corte.

El fallo, del 13 de noviembre, destacó que al reconocer este hecho, la Sala está evitando el riesgo que la República de Panamá en el futuro sea objeto de demandas ante organismos internacionales.

Este viernes, por otro lado, el ex fiscal general de Panamá, Rogelio Cruz, explicó que Ventura Ceballos fue pedido en extradición por el homicidio de tres de las cinco víctimas, y que solo por esos casos podía ser juzgado.

Los familiares de los cinco jóvenes asesinados criticaron el fallo del Tribunal Supremo y señalaron que es “otra puñalada” a la herida que tienen por dentro. El dominicano se fugó en diciembre de 2016 y en febrero del presente año.