Esta increíble historia impactó a Brasil y ahora le está dando la vuelta al mundo, pues muchos se preguntan cómo una mujer puede perdonar a alguien que la intentó asesinar de esa manera tan cruel.

El beso que escandalizó al país vecino ocurrió este martes 28 de enero, luego de 4 horas de juicio contra Rafael Posselt, de 28 años, que le propinó 5 disparos a la joven luego de una discusión en la calle, de los cuales dos impactaron en la cabezapublica el medio local Alegrete Tudo.

Al terminar, Micheli Schlosser pidió permiso para abrazar y besar al acusado. “Yo lo provoqué. Nunca me había agredido, siempre fue muy bueno conmigo y ya pagó por su error”, dijo la mujer a los jurados, citada por Gazeta do Sul.

El jurado, al final, condenaron a solo 7 años de prisión a Posselt: 5 de ellos por intento de homicidio y 2 por posesión ilegal de arma. Pero según coinciden los 2 medios, la baja condena se debió a que la misma agredida, que sobrevivió de milagro, intercedió por él.

“El hecho de que ella llegó no solo a la sesión plenaria, sino también a la audiencia de instrucción que tuvo lugar antes, y que quiere casarse con él, que quiere vivir el resto de su vida con un hombre que intentó matarla, sorprendió a todos”, dijo casi sin creerlo el fiscal da Fontoura Porto a Gazeta do Sul, comparando lo sucedido con el síndrome de Estocolmo.

El mismo da Fontoura Porto explicó que el hombre le disparó a Micheli por la espalda y, además, que hoy está ilesa a pesar de que tiene todavía las balas dentro de su cabeza.

“Hablaremos y si todo va bien, volveremos y todo será como antes. Lo amo y ya lo he perdonado”, dijo la joven al mismo medio luego del juicio.

“Discutimos, lo provoqué mucho ese día y por eso disparó. Amenacé con denunciarlo a la policía por violación. Dije mucho sin pensar en ese día. Dije que lo denunciaría por asalto y otras cosas. Pero él nunca me agredió antes. No me quedo con un hombre que ataca”, finalizó Schlosser en el rotativo brasilero defendiendo al hombre que le disparó 5 veces.