Los agentes de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase) se movilizaron hasta Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos, donde consiguieron poner fin al cautiverio que se había prolongado desde el mes pasado, informó el jueves la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Ambas personas, cuya identidad no ha trascendido, fueron asistidas y llevadas a Nuevo León, donde se reunieron con la embajadora de Colombia en México Patricia Eugenia Cárdenas Santamaría, añadieron las autoridades mexicanas.

Aunque no se dieron mayores detalles sobre la localidad en donde se encontraban secuestrados ni las condiciones en que fueron hallados, El Universal señala que habían sido plagiados en el municipio de Anáhuac, en Nuevo León, antes de ser conducidos por diversas poblaciones de Tamaulipas hasta llegar a Nuevo Laredo.

El gobierno de México dijo que durante el rescate de estas personas elementos de la Guardia Nacional confiscaron un tractocamión modificado que contaba con reporte de robo en Estados Unidos.

De momento tampoco se conoce qué hacían los colombianos en el norte de México y cuáles fueron las circunstancias exactas y los motivos de su secuestro.

El hecho sucede poco después de que una pareja de colombianos fuera asesinada en extrañas circunstancias en Puebla, en el centro de ese país.