Pardo, que nació en Bogotá, hizo parte del grupo de cientos de estudiantes que salieron a protestar en las calles de puebla por el asesinato de los también colombianos Ximena Quijano, de 25 años, y José Antonio Parada, de 22 años, quienes estudiaban medicina en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

En diálogo con el medio local El Sol de Puebla, la joven, que estudia en el Centro de Idiomas de Volkswagen, señaló que se plantea volver a Colombia por la violencia generalizada que se vive en México y sobre todo en Puebla.

“Por la situación (de violencia), mis papás si quieren que me vuelva a Colombia y también yo estoy pensando qué puedo hacer. Después del asesinato de colombianos de la UPAEP, de la BUAP y del Uber, mis papás me han estado llamado más constantemente”, dijo Pardo a ese diario.

“Es muy lamentable, porque el sueño para muchas personas es estudiar fuera de su país. México es uno de los sitios más atractivos por su cultura, lastimosamente hace que esto, en futuro, ya no sea así”, añadió la colombiana a ese rotativo, refiriéndose a la trágica muerte de sus compatriotas.

Sin embargo, también dejó claro que es consciente de que en Colombia también hay una gran ola de violencia y que desde que vive en Puebla y se dio cuenta de delincuencia que había decidió evitar salir en las noches y no usar cualquier tipo de transporte, finaliza El Sol de Puebla.