El también líder del Parlamento agradeció todos los esfuerzos de las partes que han querido sacar adelante este diálogo, pero enfatizó en que están “claros” en su idea y no se van a dejar “confundir”.

El pasado jueves, el propio Guaidó confirmó que hay contactos entre el régimen y la oposición propiciados en Oslo, si bien ha advertido que estos deben conducir al “cese de la usurpación” que considera que hace Maduro de la Presidencia.

Este sábado pidió seguir avanzando en esa dirección, en un “Gobierno de transición y elecciones libres”, al tiempo que les exigió a los funcionarios públicos que se pongan del lado de la Constitución, pues “llegó el momento de Venezuela”.

“La dictadura está derrotada, conquistemos la democracia (…). Llegó el momento de avanzar para conseguir la libertad”, afirmó.

Guaidó recordó que a principios de este año se pensaba que esta era una “lucha desigual, de David contra Goliat”, pero enfatizó en que no eran “tan pequeños”: “Resulta que contamos por millones en Venezuela y hoy sentimos que es un choque de trenes“, añadió.

Aquí llegamos porque votamos, aquí llegamos porque no votamos (…), llegamos porque contestamos, porque hicimos huelga de hambre, llegamos porque hicimos todo. Llegó el momento de hacer todo, de combinar presión internacional, presión diplomática (…)”, remató.

Maduro dijo ayer (sábado) que el proceso exploratorio en Noruega entre su gobierno y la oposición para entablar una posible mesa de negociaciones que construya “acuerdos de paz” avanzaba con progresos.

Regresa nuestra delegación de Noruega con buenas noticias, se han iniciado con buen pie las conversaciones para avanzar hacia acuerdos de paz, de concordia, de armonía”, dijo el dictador durante un acto en el que condecoró a varios militares.