La publicación inglesa registró la noticia sobre la decisión de la Justicia Especial para la Paz y la posterior renuncia del Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, a modo de “protesta”.

Incluso, The Economist señala que los partidarios del acuerdo de paz afirman que Estados Unidos estaba tratando de sabotearlo con el pedido de extradición del exguerrillero de las Farc.

Pero la decisión podría dañar la relación entre Colombia y Estados Unidos. El presidente Donald Trump ya está perdiendo la paciencia con Duque, del que dice que no está haciendo nada para frenar el flujo de drogas”, se lee en la noticia de ese medio.

Además, el diario recordó la cancelación de la visa por parte de EE. UU. al congresista John Jairo Cárdenas, quien denunció que el embajador estadounidense en Colombia, Kevin Whitaker, estaba presionando para que quitaran el poder a la JEP de “proteger” a los excombatientes de las Farc.

La revocación de la visa ha llevado a muchos colombianos a acusar a Estados Unidos de chantaje político”, añade The Economist.

Por ahora, finaliza el medio británico, Duque tendrá que enfocarse en “remendar” las relaciones con EE. UU. mientras ve a ‘Jesús Santrich’ tomando su curul en el congreso.