En una entrevista para RAI, el científico manifestó que pueda haber una nueva cuarentena en Italia en diciembre próximo para rebajar el aumento de los contagios de coronavirus, a pesar de que el gobierno insiste en que no tiene pensado volver decretar esta restricción.

“Creo que un confinamiento en Navidad está en el orden de las cosas; así se podría reiniciar el sistema, disminuir la transmisión del virus y aumentar el rastreo de contactos”, explicó el experto.

De acuerdo con el virólogo, el sistema sanitario está saturado debido a que la capacidad de testeo ha disminuido en los últimos días, mientras que los casos continúan incrementando. “En 15 días no me gustaría estar hablando de entre 10 y 12.000 casos diarios”, recalcó.

Crisanti, igualmente, aseguró en el espacio televisivo que en un mes aproximadamente se verá el verdadero impacto de las últimas medidas (cierre anticipado de bares y la prohibición de fiestas privadas) que han impuesto las autoridades.

“Los medios de transporte llenos son una situación que favorece el contagio. Se podría obligar a los pasajeros a llevar tapabocas quirúrgicos y prohibir la entrada con mascarillas caseras. Esto tendría más efecto que disminuir el aforo”, concluyó.

En Italia, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins, se han presentado hasta el momento más de 37.000 muertes asociadas al COVID-19 y cerca de 500.000 contagios confirmados.