“Mis oraciones para Callie. Iba a donar 7.600 dólares, pero descubrí que sus padres son lesbianas. He elegido donar a St. Jude debido a este hecho”, publicó la falsa benefactora, de nombre Bren Marie, según NBC News.

En la segunda parte del mensaje, la ‘buena samaritana’ se disculpa por no donar el dinero con una excusa de carácter religioso: “Qué pena. Seguiré orando por ella (la niña), pero tal vez es una forma en la que Dios llama la atención sobre que la niña necesita una mamá y un papá, no dos mamás”.

Las madres de la pequeña, Tiffany y Albree Shaffer, residentes de la ciudad de Cincinnati, se enteraron el primero de enero de este año de que su hija de 18 meses padecía una forma de cáncer conocida como neuroblastoma avanzado, que se desarrolla a partir de células nerviosas inmaduras, detalla el diario británico The Sun.

En la actualidad, la paciente está siendo tratada con quimioterapia y radiación, según el mismo medio.

En cuanto al mensaje homofóbico, Bren Marie lo borró de su cuenta de Facebook, pero permaneció en la que las madres de la niña enferma crearon para reunir fondos.

Como es de suponer, no es comprobado que la agresora verbal tuviera listo el dinero para donarlo a esta noble causa.