El funcionario manifestó este martes durante una audiencia virtual con el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que la idea de la empresa es distribuir 2.000 millones de dosis sin fines lucrativos, indicó Infobae.

“El costo de esa cantidad de tratamientos contra el coronavirus no nos dará ganancias a AstraZeneca”, enfatizó Pangalos en declaraciones recogidas por este mismo medio.

De acuerdo con el ejecutivo, la vacunación se llevaría a cabo mediante algunos acuerdos que la empresa británico-sueca ha firmado recientemente con EE. UU. y varias organizaciones internacionales, agregó el portal de noticias.

Al igual que AstraZeneca, Johnson & Johnson y las farmacéuticas rusas se comprometieron a vender inicialmente sus vacunas contra el COVID-19 sin obtener algún tipo de ganancia económica.

Este lunes, por otro lado, Pascal Soriot, director ejecutivo de la compañía, aseguró que esperan tener disponible el antídoto –desarrollado por el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford– en diciembre próximo.

“Nuestra intención es movernos lo más rápido posible con la tecnología que contamos. Todos están trabajando muy duro para lograr los objetivos. Tenemos la esperanza de comenzar a distribuirla antes de que termine el año”, manifestó Soriot.

La vacuna (ChAdOx1 nCoV-19), que ha mostrado hasta el momento resultados positivos, actualmente se encuentra en la tercera etapa de los ensayos clínicos y está siendo probada en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

En el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 23 tratamientos inyectados contra el coronavirus que están siendo probadas en humanos, de los cuales tres se encuentran en la fase más avanzada de las investigaciones.