“Me decían que me vaya del barrio porque tenía coronavirus. No solo no tengo porque cumplí con el aislamiento, sino que me quemaron la casa y me robaron el auto”, contó al portal LM Neuquén Porro, un enfermero que volvió a trabajar luego de superar el coronavirus.

Según el relato del empleado de la salud al mimo medio, a mediados de junio fue diagnosticado con el virus y luego de 14 días de aislamiento lo superó. Afortunadamente solo tuvo síntomas leves como tos y dolor en el pecho.

Se recuperó de la enfermedad pero no del odio que le trasmitieron sus vecinos”, comenta  LM Neuquén sobre la indignante situación que vivió el enfermero.

“Andate porque sos un caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos acá en el barrio”, esas fueron algunas de las palabras que un vecino le zanjó en varias oportunidades a Daniel Porro. Incluso, ese mismo vecino, junto con otro familiar, lo amenazaba con robarle el carro, detalla el portal argentino.

Cansado de que lo insultaran cada vez que entraba a su casa, el pasado jueves, Porro enfrentó a varios vecinos sin pensar que lo iba a golpear, con puños y patada, hasta dejarlo casi inconsciente.

“Me golpearon por todos lados entre varias personas, y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital… Se llevaron el auto, directamente me lo robaron y una vez que estaba en el hospital me prendieron fuego adentro de mi casa”, agregó la víctima a LM Neuqén.

Daniel Porro ya interpuso una demanda ante las autoridades y espera que den con los vecinos que lo golpearon, le incendiaron su casa, recién levantada, y le robaron su auto, un Fiat Palio, finaliza ese portal.