Los voluntarios que se sometieron a las pruebas fueron dados de alta este lunes, y con eso, anunció el Ministerio de Defensa de Rusia, concluyó de manera exitosa la fase de pruebas clínicas de una vacuna contra el coronavirus realizadas conjuntamente con el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

Según la nota de prensa, “los resultados de los análisis muestran de manera inequívoca que todos los voluntarios desarrollaron una respuesta inmunitaria como resultado de la vacuna“.

Los voluntarios fueron vacunados el pasado 23 de junio y el próximo 4 de agosto se les hará una serie de análisis de control para confirmar estos resultados y la inocuidad de la vacuna.

Rusia subrayó que estas pruebas clínicas de la vacuna se llevaron a cabo “en estricta concordancia con la metodología científica y la legislación vigente, sin acortar los plazos de la investigación, a fin de evitar riesgos posteriores”.