DeAngelo, de 74 años, se declarará culpable de algunos de los crímenes en su próxima audiencia, programada para el 29 de junio en Sacramento, California, (EE.UU.), como parte de un trato legal con la justicia, informó el diario Los Angeles Times.

A pesar de que son conscientes que nunca saldrá de la cárcel, algunas de las víctimas aseguraron en el impreso estadounidense sentirse frustradas con este acuerdo porque consideran que el hombre merecía un castigo mayor.

“Es un paso adelante, pero la verdad no era lo que esperaba. Yo sé que me violó y que era culpable”, manifestó en este mismo medio Kris Pedretti, quien fue abusado por DeAngelo cuando tenía 15 años.

Victor Hayes, por su parte, aseguró en el rotativo que el exoficial merecía la pena de muerte, pues ya había vivido mucho. “Estoy agradecido de que lo hayan atrapado, pero el hecho es que tuvo una vida plena”, agregó.

DeAngelo, que había sido policía durante la década de los 70, fue detenido en abril de 2018 en Sacramento. En su momento, el FBI ofreció 50.000 dólares de recompensa a quien pudiera facilitar información sobre este sanguinario asesinó.

Según las investigaciones, los dos primeros asesinatos que cometió el criminal fueron el de Brian Maggiore y su esposa Katie, unos jóvenes recién casados, el 2 de febrero de 1978 en la ciudad de Rancho Cordova, California.