De acuerdo con el informativo CHV Noticias, estas nuevas imágenes fueron reveladas sobre las medianoche del domingo y pertenecen a la cámara de seguridad que queda en la intersección de las calles donde ocurrió el hecho.

La Policía de Investigaciones (PDI) de Chile puso el video a disposición de la fiscalía y además regresó a la escena del suceso para hacer una reconstitución con “un peritaje planimétrico y fotográfico y precisando el lugar de ocurrencia de los hechos, la génesis de estos”, según dijo el comisario Rodrigo Morales a ese noticiero. 

Morales agregó que la hermana de la víctima, Francisco Martínez, entregó los machetes que tenía en sus manos en el momento de la discusión y agregó que “a simple vista podrían corresponder a elementos cortantes. Tenemos que realizar los peritajes respectivos para definir precisamente a qué corresponden”.

El nuevo video muestra el momento exacto, desde un ángulo diferente, en el que el Carabinero Juan González Iturriaga disparó al menos 6 veces contra Martínez, de 27 años, en medio de una discusión luego de de haberse supuestamente resistido a un control de identidad en pleno centro de la ciudad de Panguipulli.

Revelan nuevo video del momento en que Carabinero de Chile mató a tiros a un malabarista

Casa por cárcel para policía chileno que mató a malabarista

La justicia chilena decretó este lunes el arresto domiciliario total para el agente del cuerpo policial de Carabineros acusado de disparar y matar a un malabarista durante un control rutinario el pasado viernes.

El acusado, identificado como Juan González Iturriaga, sargento de Carabineros, será investigado por el delito homicidio simple durante los próximos 120 días, tiempo en el que regirá la medida cautelar que se le impuso.

Un querellante particular solicitó prisión preventiva y la formalización del acusado por homicidio calificado, argumentado que “ninguno de los disparos se justifica”, petición que fue denegada por el juez de garantía a cargo de la audiencia, Felipe Muñoz.

Este suceso, que profundizó los cuestionamientos al cuerpo de Carabineros a nivel nacional, desató el pasado viernes una jornada de disturbios al sur del país, en la pequeña localidad de Panguipulli, en la sureña región de Los Ríos, 800 kilómetros al sur de la capital.

El uniformado fue detenido ese mismo día tras difundirse unos videos donde se aprecia cómo apunta su arma de fuego a la víctima, Francisco Martínez, de 27 años, quien arremete con sus cuchillos de malabar antes de ser abatido a tiros por el imputado.

Según el fiscal a cargo del caso, Juan Agustín Meléndez, no había “necesidad racional de defensa” del carabinero y su último disparo, de un total de seis identificados por el persecutor, fue “injustificable” puesto que la víctima ya se encontraba tirada en el suelo, y había recibido tres disparos antes de que recibir la bala en el tórax que le provocó la muerte.

El juez concordó con la Fiscalía, aseverando que “el último disparo perpetuado no se encuentra amparado por el derecho”.

Por su parte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que también se hizo parte de la causa, afirmó que el hecho “constituye una violación de los derechos humanos”.

“La trayectoria de la bala (última) es descendente, lo que hacen descartable la legítima defensa”, argumentó la abogada de la entidad.

La defensa de González Iturriaga señaló que el proceso se ajustó al protocolo y que “no había otra forma” de detener la agresión contra el funcionario policial.

Este episodio desató una ola de críticas hacia Carabineros por parte de la oposición y de las organizaciones de derechos humanos, que reiteraron la “urgencia” de refundar el cuerpo policial e hicieron un llamado a hacer un uso de la fuerza “racional y proporcional”.