Los integrantes de la OMS y los expertos chinos que participan en el estudio aseguraron que no se descarta que el coronavirus se haya transmitido por un animal, pero “no se ha identificado aún”.

La afirmación la hizo Liang Wannian, jefe del grupo de científicos chinos, que además aseguró que no han encontrado pruebas de la presencia del COVID-19 en Wuhan (donde se conocieron los primeros casos) antes de su descubrimiento.

“No hay suficientes pruebas (…) para determinar si el Sars-Cov-2 se propagó en Wuhan antes de diciembre de 2019”, señaló. Los primeros casos de COVID-9 se detectaron en Wuhan, en diciembre de 2019.

La misión de la OMS y los científicos también aseguraron que es poco probable que el virus se haya originado por un error de laboratorio, como muchos dijeron, entre ellos, el expresidente Donald Trump.

“La hipótesis de un accidente en un laboratorio es extremadamente improbable para explicar la introducción del virus en el hombre”, dijo Peter Ben Embarek. “De hecho no forma parte de las hipótesis que sugerimos para estudios futuros, agregó el experto de la OMS.