“Fue un partidazo, pero si Francia tuviera más continuidad en su juego, no sufriría tanto porque sus hombres tienen mucha técnica, pero son pecho fríos”, resaltó inicialmente.

Luego se refirió con lluvia de elogios a lo hecho por el conjunto belga: “Fue brillante, no debe nada; de hecho, el fútbol le debe a Bélgica”.

El artículo continúa abajo

Finalmente, concluyó indicando que “Francia fue de menos a más con las irregularidades propias de los equipos que tienen jugadores geniales, pero este equipo es capaz de empatar con Luxemburgo y de ganar un partido como este, cerrado, pero con brillantes actuaciones y mucha solidez”.