Aquiles pronosticó ante una multitud de reporteros que Rusia derrotará a Arabia Saudita en el partido inaugural del Mundial. Tras dudar durante unos momentos, el gato eligió el plato con comida que llevaba la bandera rusa en lugar de optar por la saudí.

AFP

El artículo continúa abajo

“Aquiles ya está acostumbrado al público y no debería estar muy nervioso”, afirmó Anna Kondratieva, la veterinaria que cuida y cura a los gatos que viven en el célebre museo Hermitage de San Petersburgo.

Su elección por parte de los responsables para dar los pronósticos se debe a que es sordo, por lo que sufriría menos estrés causado por el ruido de la gente que observa durante sus elecciones entre dos platos de comida con banderas de las selecciones participantes, había explicado Kondratieva.

Aquiles intentará imitar las predicciones del ya fallecido pulpo “alemán” Paul, que dio resultados correctos en todos los partidos del Mundial de Sudáfrica-2010, ganado finalmente por España.