Anthony Hudson presentó su dimisión este jueves, poco más de una semana después de fallar en su objetivo de clasificar a los ‘All Whites’ para el Mundial de fútbol de 2018.

Los neozelandeses terminaron primeros en las eliminatorias de la zona Oceanía pero se inclinaron ante Perú en el repechaje intercontinental.

El artículo continúa abajo

Después de tres años al frente de la selección neozelandesa, el técnico inglés de 36 años se declaró sin embargo “orgulloso” del rendimiento de su equipo, 122º en la clasificación mundial, ante la escuadra sudamericana, 10ª en el mismo ranking.

“Estoy orgulloso del camino recorrido por el equipo en estos tres últimos años y espero que mi paso por aquí haya permitido sentar las bases para futuros éxitos”, declaró en un comunicado Hudson, exseleccionador de Baréin y del equipo reserva de Tottenham.

Con: AFP