Pese a que mantuvo la posesión de la pelota la mayor parte del encuentro, el desdibujado conjunto germano no logró descifrar la clave para abrir el marcador frente a un rival que en otros tiempos habría goleado fácilmente, y acabó perdiendo en los últimos minutos.

La opción más clara para Alemania, sobre 48 minutos de juego, la tuvo Leon Goretzka en un cabezazo que logró despejar el arquero Cho Hyun-Woo con una gran estirada.

Por su parte, Corea tuvo en un par de contragolpes (su arma más fuerte) las señales de alarma más claras para dar un golpe aún mayor en esta Copa del Mundo.

Mario Gomez y Tony Kroos estuvieron muy cerca de salvar la patria, pero no lo lograron. Mientras tanto, en el tiempo de reposición el VAR confirmaba el primer gol para Corea por intermedio de Youg-Gwon Kim

Luego, con el arquero Neuer jugado en ataque, Heung-Min Son hizo el 2-0 con el arco a su disposición:

El artículo continúa abajo

Así Alemania, el defensor del título obtenido en Brasil 2014, cerró así la peor actuación de su historia en los mundiales.

De paso, los germanos permitieron que pese a la derrota de México 3-0 a manos de Suecia, tanto aztecas como escandinavos se clasificaran a octavos de final.

Así formaron los equipos: