Como detalló la actriz al medio, sus tíos tuvieron que esperar 4 días para que las entidades de salud del mencionado país les hicieran las pruebas, que dieron positivas. Uno de ellos fue remitido a la clínica, pues necesitó de un respirador para apoyar a sus pulmones.

“No sabíamos si lo íbamos a volver a ver”, explicó angustiada Jenny.

El que se quedó en la casa empezó a recibir tratamiento allí, y al día siguiente perdió el olfato, el gusto y se vieron afectadas varias capacidades de su organismo.

Pese a que la preocupación por la salud de sus familiares era mucha, Osorio no tuvo de otra que esperar que todo saliera bien, como le ha pasado a muchas personas alrededor del mundo, aunque no todos han contado con su misma suerte.

Al final de su declaración, la artista aseguró que sus dos tíos ya están en casa y por fin dieron negativo en la prueba. Ahora, solo deben esperar que pase el tiempo de cuarentena para que se vuelvan a encontrar.