El diseñador le contó a ‘La Red’ que un día entró al perfil de Franklin y encontró una foto en particular que llamó su atención, pues en el fondo de esta aparecía un cuadro que no esperó volver a ver.

Luego, Ángel comentó en la foto de Ramos que la obra, creada por su amiga Elsa Rodríguez, le pertenecía. Además, sostuvo una conversación con sus familiares para corroborar que lo que estaba viendo era real.

Yáñez también dijo que en aquella época trabajaba una mujer a la que recordó como ‘Maye’. Con el cuadro perdió más cosas, pero casualmente ella resultó ser una buena amiga de Franklin, y fue quien le regaló la pieza a él.

Luego de que aclararan todo lo ocurrido, el estilista no tuvo problema en devolver el cuadro, gesto que el diseñador agradeció.

Aquí, la imagen por la que el creador descubrió su regalo perdido: