La producción, que es la que más nominaciones recibió en los Globos de Oro, ha ‘levantado ampolla’ y, aunque el Gobierno Británico pidió a Netflix que aclarara que la historia solo era parte de la ficción, hay varios datos que ponen en duda su idea, como indicó La Vanguardia.

El pedido que se le hizo a la plataforma de ‘streaming’ surgió justo en el momento de la historia en que salen a la luz las polémicas de la princesa Diana, quien recibió crudo consejo para seducir al príncipe Carlos; la producción se estrenó en 2016 y hasta el 2020 la familia real no había expresado nada relevante al respecto.

(Vea también: Esta es la fortuna de la Reina Isabel II y la realeza británica, en pesos colombianos)

Algunas verdades y mentiras que ha mostrado ‘The Crown’ sobre la realeza británica en su cuarta temporada

Los productores de la serie de Netflix han contado con grandes biógrafos, como Robert Lacey, periodistas especializados en la realeza y documentales para darle el realismo necesario a la pieza, y un ejemplo de esto es la guerra con el IRA.

El gobierno de Reino Unido sí se enfrentó en 1972 contra el movimiento independentista de Irlanda del Norte, como se mostró en el inicio de la cuarta temporada de la producción; allí se evidencia que el caos fue usado como una cortina para cubrir algunos movimientos de la corona, aunque de esto último no hay evidencia.

‘The Crown’ sí peca con el primer encuentro entre Diana y Carlos, pues ella no estaba actuando para la puesta en escena de ‘Sueño de una noche de verano’ y tampoco llevaba un antifaz, la joven doncella realmente conoció al heredero de la corona en una baile que se organizó en Althorp, como indicó Esquire.

Aquí, un mapa del lugar en donde se dio el primer encuentro:

Aquí, un fragmento de la primera vez en que Diana vio a su primo (en decimosexto grado) Carlos, porque sí, tenían lazos familiares:

  • La extraña prueba del Balmoral

Para muchos esta historia de que la familia pone a prueba a toda persona que quiera acercarse a ellos parece una broma de los escritores de la serie, pero un antiguo mayordomo de la casa real confirmó en su momento a Daily Record que “si la reina te invita al Balmoral, te está invitando a pasar tiempo con la familia real en un ambiente personal”, esto en realidad es una prueba.

“Balmoral es un gran lugar para estar con la familia real y para que ellos te conozcan. Puede ser una prueba para asegurarse de que apruebas el examen“, aseveró el hombre al medio.

  • Carlos dijo “Whatever love means (Lo que sea que signifique el amor)” cuando anunció su compromiso con Diana.

Mientras que Diana se mostraba emocionada por estar el resto de su vida junto a Carlos, parece que él ya tenía claro que su compromiso era algo ajeno al amor, pues en el discurso con el que anunció que se casaría sí dijo la frase que muestra la serie. Todo empezó de la manera incorrecta.

(Vea también: Meghan Markle y el príncipe Harry: primer año fuera de la realeza y situación económica)

  • Diana sufrió de bulimia

Aunque cualquier tipo de enfermedad siempre parece estar a cientos de kilómetros de la familia real, la verdad es que Lady Di sí padeció esta enfermedad y ella lo confirmó en el documental ‘Diana: In her own words (‘Diana: En sus propias palabras’); su problema surgió a raíz de un comentario que le hizo Carlos.

Esquire recordó que Nerissa y Katherine Bowes-Lyon eran sobrinas de la reina, pero nacieron con discapacidades, y esto podría opacar la imagen de la familia, así que decidieron aislarlas y, ante la sociedad, las declararon muertas; este es otro punto positivo para los productores de ‘The Crown’, pues las primas si fueron alejadas, a la fecha solo vive Katherine.