Telemundo citó un discurso del experto en el que aseguró que, debido a la escasa vida sexual que empezaron a tener los entonces herederos de la corona, Lady Di comentó su preocupación con algunos de sus amigos y hasta bromeó con el hecho de embriagarlo para que aceptara acostarse con ella.

“Sabes lo que le sucede al órgano vital bajo la influencia de demasiado alcohol: la caída del ‘cervecero'”, le respondió a Lady Di una de las presentes, según Robert Lacey, quien añadió el crudo consejo que le dieron de vuelta a la princesa:

“Qué tal si apagas las luces y te pones una peluca rubia. De esa manera, podría confundirte con Camila Parker”.

Aunque la sugerencia pudo ser mal vista, la princesa Diana era consciente del estado de su matrimonio y la relación de su esposo y la tercera en discordia, por esto, habría soltado una carcajada cuando escuchó el comentario, informó el asesor de ‘The Crown’.

La princesa Diana aceptó que Camila Parker salía con el príncipe Carlos

En 1993, la madre de los príncipes William y Harry sostuvo una conversación con el segmento ‘Panorama’ de BBC, que fue llamada ‘La entrevista del siglo’; allí le preguntaron a Lady Di si pensaba que la señora Parker Bowles tuvo que ver con su separación y ella respondió resignada:

“Éramos tres en mi matrimonio, y eso es una multitud”.

Aquí, el segmento en el que la fallecida princesa Diana habla de su unión con el príncipe Carlos:

Intimidad entre la princesa Diana y el príncipe Carlos

Cabe mencionar que, para el año en que se realizó la entrevista, los padres de William y Harry ya habían dado por terminada su relación, aunque su divorcio se oficializó 4 años después.

Fueron varios los factores que influyeron en su ruptura, pero según le informó Diana a su entrenador Peter Settelen, en 1992, llevaba alrededor de 7 años sin tener sexo con el hijo de la reina de Inglaterra; además, agregó que, desde un inicio, sus encuentros eran extraños: tenían sexo cada 3 semanas y siempre era por iniciativa de ella, citó El Español.