“Me hice el tatuaje en la mano izquierda para poder taparlo con el reloj. Sentía que no ‘debía’ mostrarlo mientras estaba en emisión. Terminé usando el reloj en la mano derecha”, explicó la famosa y, enseguida, contó la razón por la que cambió de opinión:

“Los límites y estereotipos, casi siempre, están en nuestras propias mentes”.

Su confesión la acompañó Mónica Jaramillo con una foto suya, en el set de Noticias Caracol, dejando ver su tatuaje, que es una pequeña bicicleta.

Y es que cabe mencionar que desde hace un tiempo la presentadora es ciclista aficionada, un deporte al que llegó impulsada por su guapo esposo.

Aquí dejamos la publicación en la que la periodista, que hace unos días destapó que hubo un tiempo en el que también le daba pena decir que fue reina, se refirió a por qué tapaba su grabado y luego dejó de hacerlo.