En la grabación, Luisa empezó diciendo que viviendo con Pipe se ha dado cuenta de que él es muy desordenado, y que es un falla repetitiva: “No recoge nada, literalmente me toca recoger las cosas a mí”.

Por lo anterior, el artista se defendió diciendo que ella también tiene este problema; incluso, recordó que durante un viaje ella olvidó algunas pertenencias y casi pierden un vuelo por ello.

Luego, fue el turno de Pipe de confesar qué le molesta, así que comentó que últimamente es el único que cocina en su casa, puesto que al empezar la cuarentena los dos compartían este deber; por el embarazo, Luisa lo abandonó.

“Dijo que a mi hijo ya no le gusta cocinar. Jamás volvió a cocinar”, manifestó Bueno y la ‘instagramer’ se justificó diciendo que los olores le producen náuseas y hasta llegó a vomitarse en una ocasión: “Le tocó ponerse el delantal a este tipo”.

El plan ‘arrunchis’ y películas también es algo con lo que Luisa Fernanda se siente inconforme, y es porque su novio siempre escoge las películas, que suelen ser de géneros como acción y terror; él dijo que esto se da porque ella “siempre quiere ver cosas rosadas”.

Cuando volvió a ser su turno de reclamar, Pipe dijo que la mamá de su hijo es muy distraída y olvida las cosas con facilidad, por lo que le toca repetirle en varias oportunidades lo que debe hacer.

De los momentos que más disfrutan juntos, los dos aseguraron que son un complemento en su vida diaria, pues la ‘influenciadora’ ha aprendido a ser más responsable con sus cosas; mientras que el intérprete aseguró que ella lo incita a salir de la monotonía y explorar sus facetas divertidas.

Aquí, la grabación de la pareja, que revelará el nombre de su heredero de una forma muy musical:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Luisa Fernanda W (@luisafernandaw) el