“Ayer en la noche, Till Lindemann fue ingresado al hospital como consejo del médico de la agrupación. Pasó la noche en cuidados intensivos, pero ya salió de ahí y se está sintiendo mejor. Till dio negativo para coronavirus”, dice textualmente el mensaje que Rammstein publicó en su cuenta de Facebook al lado de una foto de su líder.

El mensaje desmiente no solo la información sobre el COVID-19, sino que también deja ver otra imprecisión de Bild, pues el medio aseguraba que “poco después” de regresar a su país, el pasado 15 de marzo, fue que lo hospitalizaron, cuando en realidad no sucedió hasta la noche de este jueves 26 de marzo.

El ‘post’ de la famosa banda de rock alemana da tranquilidad a sus fans, teniendo en cuenta que la noticia inicial resultaba muy alarmante, pues Lindemann tiene 57 años y, de haber tenido coronavirus, su paso por cuidados intensivos habría sido aún más preocupante.

Rammstein no especificó por qué su vocalista fue ingresado al hospital o más detalles de su actual estado, por lo que, por lo menos por ahora, no se descarta que sea la neumonía que mencionó Bild.