Luciendo pantalones negros y zapatos con suelas rojas del diseñador Christian Louboutin, Belcalis Almanzar, verdadero nombre de Cardi B, compareció ante el juez Joseph Zayas a primera hora de la tarde.

La rapera de 27 años y originaria del Bronx fue objeto de una demanda tras una pelea en un club nocturno de Queens, el 29 de agosto de 2018, ocasión en que el pequeño grupo que estaba con la cantante habría arrojado parte del mobiliario a dos camareras del club, a pedido de la diva.

Cardi B sospechaba que una de esas dos mujeres había tenido relaciones sexuales con su esposo, el rapero Offset, que estaba actuando esa noche en el club nocturno con su grupo, Migos.

Las diva se declaró inocente de los 14 cargos en su contra, rechazando un acuerdo que el fiscal le había propuesto y que le daba una pena reducida.

La audiencia del martes se dedicó esencialmente a asuntos técnicos, y aún no se ha establecido una fecha para el inicio de un posible juicio.