Aunque en 1986 los seguidores de la actriz esperaban que su historia con el intérprete de ‘Cumbiana’ terminara en un felices por siempre, esto no fue así; parece que este final novelesco lo tendrá con un holandés.

(Vea también: Así suena nueva versión de canción de ‘Café’; ¿mejor que la de Margarita Rosa?)

¿Quién es el novio de Margarita Rosa de Francisco?

Como ella misma lo ha dicho en Twitter, hace casi 12 años le abrió su corazón al director de fotografía Will van der Vlugt, quien también se entregó a ella y así lo demuestra constantemente en Instagram, en donde no solo expone fotos de atardeceres de ensueño, sino que demuestra que su lente siempre termina enfocando a la colombiana.

Esta es una fotografía de la actriz que él difundió en la red social:

Ha pasado más de una década desde que la también columnista se dio una oportunidad en el plano afectivo, y son pocas las veces en que ha expuesto su vida amorosa; una de ellas ocurrió en 2016, cuando viajó con el fotógrafo a Ámsterdam.

En otra oportunidad, su novio —que tiene 2 hijos— la sorprendió tanto que llegó a decir en Twitter que él resultó ser su fan, pues llevaba puesta una camiseta que tenía impreso: “El hombre del teléfono”, manuscrito que fue escrito por ella.

Aquí, el trino que hizo la famosa:

Desamores de Margarita Rosa de Francisco

‘La niña mencha’, como muchos la recuerdan, se robó el corazón de Carlos Vives durante el rodaje de ‘Gallito Ramírez’, se casaron en 1988 y juntos vivieron un amor intenso, con el que su exsuegra Aracelly Restrepo no estaba deacuerdo.

Pese que la historia entre la actriz y el cantante sobrepasó la pantalla, en 1990 anunciaron su separación y hoy tienen una sólida amistad; incluso, han intercambiado amorosos mensajes en Twitter y él ha llegado a halagarla en innumerables oportunidades.

(Vea también: Claudia Bahamón recordó cuando Margarita Rosa se enteró de que fantaseó con ella)

13 años después de decirle adiós al intérprete, en 2003, Margarita Rosa de Francisco se casó con el empresario Daniel Castello Mallarino, pero su idilio no duró ni un año, como rememoró El Tiempo. El hombre murió en 2010.