Alberto Linero reconoció que aquella fue una decisión complicada: “Todo fue difícil. No fue fácil dejar el ministerio presbiteral que había ejercido por 25 años”. Sin embargo, él se siente satisfecho con lo que ha logrado.

En el siguiente video, el sacerdote retirado le comentó a Pulzo cómo ha sido el proceso que ha experimentado, explicando algunos detalles, como sus nuevas costumbres y más:

¿Cómo ha cambiado la vida de Alberto Linero?

El también panelista de radio confesó que dejar el sacerdocio le causó “dolor en el corazón”, pero era algo que necesitaba: “Mi decisión es fruto de un proceso de oración y de un diálogo con Dios, lo tengo claro en mi corazón”.

“Dios me estaba pidiendo otras cosas”, dijo Linero.

Los hábitos que él tenía ahora son distintos: “Vivo en una relación de pareja, fui célibe durante 49 años de mi vida con firmeza, claridad, honestidad y transparencia”.

Además, admitió que ha afrontado diferencias en el ámbito profesional: “Trabajo en un espacio como Blu Radio y Caracol Televisión con unas dinámicas distintas a las que estaba acostumbrado”.

Pese a que actualmente tiene que asumir obligaciones, de las cuales su congregación se hacía responsable, Linero se siente “feliz de haberlas tomado”, dejando en claro que sus valores y su fe son los mismos.

“Yo sigo siendo un hombre católico de fe, un servidor, alguien que quiere ayudar a los demás y busca el perdón y la reconciliación”, explicó el sacerdote retirado.

Finalmente, él envió un mensaje acerca de la autonomía que cada persona debe tener en su vida, enfocándose en que la felicidad es lo más importante: “Uno tiene que ser dueño de sus acciones, no se puede vivir para agradar a los otros. Yo vivo para construir mi vida y, si tengo que romper estereotipos, los hago. No dejes que los otros te obliguen a vivir como no quieres”.