La EMA indicó que el balance entre riesgos y beneficios sigue siendo “positivo”, aunque estableció una relación entre la vacuna AstraZeneca y las trombosis.

La agencia aseguró que estos casos son “muy raros”, por lo que avaló la seguridad de las dosis de AstraZeneca, de las que hay más de 200.000 en Colombia, pues de 9 millones de vacunas aplicadas en Europa, tan solo en 200 casos se han registrado ese efecto secundario.

“No se han podido confirmar factores de riesgo específico como la edad, el sexo o los antecedentes médicos”, explicó  la directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, en rueda de prensa virtual.

En Reino Unido, 79 personas que recibieron la vacuna COVID-19 de AstraZeneca desarrollaron trombos de los cuales 19 fallecieron.

Los casos registrados hasta finales de marzo corresponden a 51 mujeres y a 28 hombres de entre 18 y 79 años, informó June Raine, directora de la agencia británica del medicamento MHRA.

No obstante, las dosis de ese laboratorio, que en Colombia se iban a aplicar al personal de la salud que no se inmunizó en la primera etapa, pero ahora se destinarán a mayores de 70 años, por la demora del envío de las dosis de Sinovac, siguen siendo beneficiosa para “la gran mayoría” de la población, insistió Raine.

Aun así, el comité científico que asesora al gobierno británico recomendó limitar la vacuna de AstraZeneca a los mayores de 30 años cuando sea posible, como “precaución” ante el registro de “un número extremadamente pequeño” de casos de trombos.

Asimismo, una región de España suspendió la aplicación de dosis de este laboratorio, como medida preventiva.