La modelo bumanguesa difundió en su cuenta de Instagram una fotografía de ella sonriendo, junto con un texto reflexivo en el que invitaba a sus seguidores a asumir las “normas básicas de convivencia”.

En la publicación, Laura Acuña recomendó poner en práctica la siguiente lección:

“¿Llegó? ¡SALUDE!, ¿Se va? ¡DESPÍDASE!, ¿Le hablaron ¡CONTESTE!, ¿No pidieron su opinión? ¡NO OPINE!, ¿Encendió? ¡APAGUE!, ¿Abrió? ¡CIERRE!, ¿Desarmó? ¡ARME!, ¿Rompió ¡REPÁRE!, ¿Ensució? ¡LÍMPIE!, ¿Mojó? ¡SEQUE!, ¿No sabe cómo funciona? ¡NO LO TOQUE!, ¿No sabe hacerlo mejor? ¡NO CRITIQUE!, ¿No vino a ayudar? ¡NO ESTORBE!, ¿Pidió prestado? ¡DEVUELVA!, ¿No le pertenece? ¡PIDA PERMISO!, ¿Habló de más? ¡SOSTÉNGALO!, ¿Prometió? ¡CUMPLA!, ¿Fió? ¡PAGUE!, ¿Le hicieron un favor? ¡AGRADEZCA!, ¿Ofendió? ¡DISCULPESE!, ¿No vio? ¡NO HABLE!”.

Además, la presentadora aseguró: “Es fácil”, aunque mencionó que ella “le agregaría una sonrisa diaria porque si no… nos enloquecemos”.

Ante la publicación de Acuña (que el año pasado se antojó de otro bebé, luego de revisar el baúl de sus recuerdos), un supuesto vecino le salió al paso y le recordó en la instantánea que debía emplear esas reglas.

“Y si maneja dentro de un conjunto, donde vive con niños caminando, baje la velocidad. Laura hay que aplicar las normas de convivencia, y que sea para usted también”, escribió el usuario.

Vea también: Foto con la que Laura Acuña le lanzó indirecta a las mostronas

Tras la crítica, la santandereana respondió contundentemente con una de las frases que utilizó para su publicación:

“Si no vio, no hable”, escribió Acuña.

A continuación, la fotografía de la presentadora junto a su mensaje de reflexión; enseguida, la captura del comentario que hizo el supuesto vecino, y que fue tomada por Noticias Uno.

Canal Uno
Canal Uno