Tras conocerse el aumento del 5,12 % para el salario de los congresistas colombianos, el expresidente Álvaro Uribe Vélez anunció en su cuenta de Twitter que los legisladores del Centro Democrático no recibirán el emolumento o lo destinarán a campañas sociales.

Aunque ha recibido el apoyo de varios de los líderes de su partido, sus declaraciones han sido objeto de rechazo por parte de otros sectores.

Aprovechó para proponer un referendo en el que no solo se pregunte sobre la cuestión salarial de los congresistas y el número de legisladores, sino sobre el papel de la JEP en la posibilidad de que excombatientes de las Farc lleguen al Congreso. 

“El partido insistirá en la disminución del número de congresistas y del salario. Creemos que es importante considerar nuevamente la opción del referendo, que debe incluir otros puntos como la reforma de la JEP para que no estén en el Congreso personas de Farc, responsables de delitos atroces como la violación de niños, y para que a los integrantes de las Fuerzas Armadas no los juzgue la JEP, sino una entidad independiente”, añadió el líder del Centro Democrático en un video publicado en su cuenta de Twitter.

Entre otros miembros del partido, el representante a la Cámara por Antioquia, Juan Espinal, hizo un breve recuento de las pugnas del Centro Democrático para congelar el salario de los legisladores.

Pero las críticas no se hicieron esperar y Claudia López, alcaldesa de Bogotá, se fue lanza en ristre contra la propuesta de Uribe.