Específicamente, la idea de la ministra Alicia Arango es que en Colombia los trabajadores puedan laborar por horas en uno o varios empleos y, de la misma manera, ingresar al sistema de salud y de pensión por parte de las compañías en las que se vinculen, informó El Tiempo. La iniciativa será puesta a consideración del propio Gobierno, empresarios, sindicatos y gremios de trabajadores.

Actualmente, solamente las personas que tienen un contrato fijo por 48 horas semanales o que devenguen un salario mínimo (828.116 pesos) o más tienen derecho a cotizar y obtener prestaciones sociales. Quienes no cumplen estos estándares (los que trabajan por horas o ganen menos del sueldo básico) no, aclaró Arango en su entrevista.

“Esas prestaciones se cotizarán por horas, proporcionalmente”, dijo la ministra al medio.

Como ejemplo, si una empresa necesita adquirir los servicios de un jardinero o un conductor por un tiempo determinado o solamente un par de horas al día o a la semana, lo podrá hacer y, además, deberá responder por la seguridad social de ese empleado.

Sin embargo, la funcionaria explicó a El Espectador que aunque las condiciones de acceso a la pensión en el país son complejas para que de esta forma un trabajador la logre, el empleado iniciará su cotización y, de no llegar a obtener los requisitos cuando desee retirarse, tendrá la opción de hacer sus aportes voluntarios bajo el sistema de Beneficios Económicos Periódicos (Beps) y recibir un bono pensional que le permita tener una entrada cuando llegue a la vejez.

Arango argumenta su tesis debido a que de los 23 millones de colombianos que laboran en el país, solamente 8,5 millones pueden cotizar a salud y pensión y, de estos, 3 millones se pensionan, detalló el diario.

“Hoy se necesita cotizar ocho horas, pero ¿si solo trabajó cuatro? ¿Un muchacho que estudia de 4 a 8 p.m. no tiene derecho a cotizar? Eso no es así, tiene derecho a empezar a cotizar desde joven, proporcionalmente a su salario”, declaró ante el medio.

Finalmente, la ministra añadió a El Tiempo que también propondrá a la mesa la reducción de la carga laboral para los empleados en Colombia que, actualmente, es de mínimo 48 horas semanales.