Portafolio informó que Avantel decidió proveer del servicio de WhatsApp (con llamadas incluidas) de forma gratuita durante una semana a todas las personas que se vieron afectadas por una disputa económica y jurídica que atraviesa el operador con Tigo Une.

Todo se debe a que Tigo desconectó de su red de voz a Avantel porque, según la empresa, aún le debe 26.000 millones de pesos por usar sus servicios y depender de ellos, contextualizó La República.

“El contrato con este operador no nos da garantías, por lo que ahora tenemos que mirar cómo hacer para que nos paguen”, explicó al medio Marcelo Cataldo, presidente de Tigo Une.

Avantel también criticó la decisión de su competencia y señaló que a Tigo Une solamente le interesan sus ingresos económicos y no el servicio de telefonía de los colombianos, según el Portafolio.

Además, la empresa aseguró que no existe esa deuda con el otro operador y que la disputa se debe “a la norma aplicable para calcular la tarifa de RAN (Roaming Automático Nacional)… Y, actualmente, el proceso se encuentra en revisión por parte de las entidades competentes”, afirmó al medio.