La Secretaría de Salud informó que clausuró el establecimiento en el que encontró las tres toneladas de pollo listas para la venta al público sin las condiciones de higiene y cuidado pertinentes, en el barrio María Paz (localidad de Kennedy).

La entidad reseñó que, durante lo corrido de este año, ha decomisado más de cinco toneladas de productos cárnicos con las mismas problemáticas y selló 89 establecimientos por infringir las normas sanitarias.

Por ello, la Secretaría recomendó a los ciudadanos los siguientes puntos a la hora de adquirir ese producto:

  1. Que el establecimiento tenga buenas condiciones de aseo.
  2. Personal con uniforme completo y limpio.
  3. Solo comprar en sitios que mantengan la carne refrigerada.
  4. Si la carne está empacada, verificar que tenga rotulado con fecha de vencimiento y que se encuentre vigente.
  5. El producto no debe oler mal. Si es así, se debe desechar.