Aunque usted sigue siendo el propietario y autor intelectual de todos los contenidos que comparte, publica o sube, Facebook automáticamente adquiere las facultades para reproducir, transformar, comunicar y exponer todo públicamente, además de distribuirlo, sin tener que pagarle un solo peso por ello, indicó Asuntos Legales.

Además, la red social obtiene todos los derechos patrimoniales del contenido o cualquier trabajo que se derive de él; es decir, cualquier ganancia por reproducción, regalías, será de Facebook y no es su obligación compartirlo con usted, añadió el medio.

“En otras palabras, si compartes una foto en Facebook, nos concedes permiso para almacenarla, copiarla y compartirla con otros (por supuesto, de acuerdo con tu configuración), como proveedores de servicios que usan nuestros servicios u otros Productos de Facebook que usas. Esta licencia caduca cuando tu contenido se elimina de nuestros sistemas”, destaca la aplicación en sus condiciones de servicio.

La compañía también deja claro desde el principio que, una vez usted cree un nuevo perfil y acepte las condiciones, tiene el derecho de ceder el contenido a terceros, ya sean personas naturales o empresas, por lo cual también podría recibir beneficios económicos sin que el autor sea parte de ellos, explicó el rotativo.