Con una fortuna que asciende a los 2.300 millones de dólares, Thor Bjorgolfsson apostó por el mercado colombiano con el operador de telecomunicaciones WOM. Según dice, su motivación se da, entre otras cosas, por el éxito de empresas que llevan pocos años y han logrado gran impacto como Rappi y otras.

Pese a la alegría que manifiesta por entrar al mercado colombiano, dice que no ha sido fácil y califica este proceso como algo “extraño”, entre otras cosas, por las diferencias y cruce de ataques que ha tenido con sus nuevos competidores: Claro, Movistar y Tigo.

“Es muy difícil tratar con las tres empresas, en serio nos están dificultando la entrada, de lo cual no me quejo ni lloro porque ese es su trabajo”, afirmó Thor en entrevista con Forbes Colombia.

Ese mismo medio recuerda que WOM se puso como meta conquistar el 25 % del mercado que lideran las tres empresas mencionadas y para esto invertirá 1.000 millones de dólares en los próximos 5 años.

WOM Colombia: pelea de mercado con Claro, Movistar y Tigo

La estrategia de este nuevo jugador se basa, entre otras cosas, en conocer bien a su competencia y el trabajo que realizan en Chile, en donde tienen gran mercado. Según Forbes, en ese país Claro tiene el 47 % de la ‘torta’ y Movistar el 24 %.

Además, la conquista del mercado en Colombia se dará a través compitiendo con precios bajos y campañas agresivas para seducir a los clientes.

La pelea entre estos operadores cobró mayor importancia el año pasado, cuando entró a competir en el mercado colombiano con un lanzamiento que descrestó a muchos y llenó de expectativa lo que sería la estrategia de precios bajos e este nuevo jugador.

El ‘round’ más reciente entre Claro y WOM se dio en diciembre pasado, cuando el primero lo acusó de querer burlar la ley en Colombia con el rótulo de ser una empresa nueva. Para Claro, esto no se cumple ya que este competidor adquirió lo que antes era Avantel, empresa que operaba en el país desde hace 7 años, por lo que no es nuevo en Colombia.

Claro se queja de que Wom quiere “burlar la ley” ya que el hecho de ser admitido en el mercado nacional en la categoría de entrante (o nuevo) le “daría ventajas competitivas injustificadas y reservadas de acuerdo a la resolución 5108 de 2017 de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), para aquellos operadores que por primera vez obtienen espectro para prestar el servicio de telefonía móvil”.