Bermúdez explicó en un video que publicó en redes sociales que desde el 2018 la empresa tiene convenio con ETB por el servicio de telefonía, que usualmente no sobrepasaba los 400.000 pesos. 

No obstante, en el mes de diciembre, explica la denunciante, la factura les llegó por 160 millones de pesos, y en el mes de enero por más de 2 millones de pesos.

Mundial de Repuestos Colombia LTDA, una pyme, hizo el respectivo reclamo a ETB, pues según da a entender Bermúdez, la empresa sufrió un hackeo en su PBX.

“Ellos reconocieron la existencia de hackeo y registran en su sistema los consumos atípicos; sin embargo, se ratificaron 3 veces en el cobro de los mismos. Es más, nos propusieron un acuerdo de pago a 4 meses, sin intereses, por la cifra completa”, dijo la vocera.

Bermúdez aseguró que lo que estaba haciendo la ETB era un “abuso” que los podría llevar a la quiebra, teniendo en cuenta que durante la pandemia, la pyme había sufrido varios problemas y aún así lograron mantenerse a flote con la nómina completa.

“No entendemos cómo la ETB, sabiendo que se trata de un fraude, habiendo reconocido de que muchos de sus clientes han sido víctimas del mismo, no toman las medidas necesarias y simplementes se limitan a cobrar. Una de sus obligaciones como prestadores de este servicio es investigar las desviaciones significativas frente a los consumos anteriores de sus clientes para evitar que seamos víctimas de este tipo de atropellos”, reprochó.

Bermúdez reconoció que la empresa de telefonía les envió una carta donde, según ella, les sugirieron “tímidamente” que habían sido hackeados, pero nunca les suspendió el servicio.

La vocera de la pyme dice que hacen la denuncia pública porque considera que es un abuso, pues al empresa no consumió el servicio que les están cobrando.

ETB responde por cobro excesivo de 160 millones de pesos a empresa

Al respecto, la compañía de telefonía contestó en un comunicado que han acompañado a Mundial de Repuestos Colombia LTDA durante este proceso, y que están investigando el caso.

No obstante, dice el documento, “ETB  podría incurrir en un detrimento patrimonial de los bogotanos al asumir o condonar el valor de las llamadas realizadas, pues nuestra compañía es de capital mixto y naturaleza especial que responde ante sus accionistas, cuyo principal es el Distrito capital y, por ende, la ciudad de Bogotá”. 

En ese sentido, la empresa prestadora del servicio escaló el caso a la Superintendencia de Industria y Comercio, que recientemente la multó por mala práctica de atención al cliente.

Según la investigación de ETB el hackeo del PBX de la pyme se utilizó para hacer llamadas internacionales.