Ambos pedalistas, compañeros en el equipo Ineos, estaban celebrando por su dominio en la fracción, ya que el lote de los favoritos aún no aparecía.

Sin embargo, un aficionado saltó las vallas de seguridad y se dirigió hacia ellos, pero no los alcanzó a tocar porque un hombre de la organización se abalanzó sobre él y lo sacó del camino.

En consecuencia, Carapaz y Kwiatkowski se lograron abrazar y cruzar la línea juntos, aunque el triunfo del día fue para el polaco por acuerdo mutuo, según lo explicó Carapaz, pues el europeo le había ayudado a lo largo de la jornada para alcanzar la camiseta de líder de la montaña.

El pelotón arribó con los corredores fuertes de la clasificación general del Tour de Francia a 1:53 y sin personas que se interpusieran en la vía.

En video, el entrometido y la celebración del Ineos: