Al minuto 62 del duelo entre Argentina y Paraguay, que iba 1-1, Nicolás Otamendi cometió una falta dentro del área que le hubiera significado a la ‘albirroja’ irse adelante en el marcador. Pero Armani sacó su mejor repertorio y atajó el disparo desde los 11 metros que ejecutó Derlis González.

De inmediato, el arquero en vez de celebrarlo de manera normal, mandó a callar a la hinchada argentina que lo ha criticado desde su participación en el pasado Mundial de Rusia 2018.

Me saqué la bronca (rabia) porque la verdad cada situación que nos crean los rivales son gol. Cada oportunidad que tienen es gol. Me descargué y más en un penal porque era un momento difícil”, explicó el guardameta una vez terminó el partido y que publica Olé.

Sobre el penal que le atajó al paraguayo González y que dejó con vida a la ‘albiceleste’ en la Copa América señaló: “Siempre estudiamos al rival, a los pateadores… Teníamos una idea clara de dónde iba a patear”.

Por último, indicó que deben mentalizarse para ganar el último partido de la fase de grupos contra Catar y así avanzar a los cuartos de final del torneo continental.

Tengo toda la fe de que vamos a conseguir un triunfoAFP. Hay que seguir trabajando. Tenemos fe, esperanza y confiamos que vamos a lograr la clasificación“, reiteró Armani.