La situación ocurrió en la madrugada de este viernes en el aeropuerto internacional de Santiago y aparentemente, la aeronave, de la compañía AeroDesierto, y contratada especialmente para el viaje, sufrió un fallo mecánico cuando corría por la pista de despegue, según testimonios de algunos pasajeros.

En principio, el vuelo estaba programado para minutos después de la pasada medianoche, pero según los testimonios, la salida fue aplazada varias veces, con diversas explicaciones, como problemas con el sistema de comunicaciones.

Cuando a las 4:00 a.m. los hinchas pensaron que finalmente despegarían, escucharon una explosión en una turbina y la aeronave comenzó a frenar y se detuvo tras sobrepasar incluso la pista a causa de la velocidad que había alcanzado.

Tras abortar el despegue, el piloto “nos dijo que un ave o un conejo había entrado a la turbina”, dijo a radio Cooperativa uno de los pasajeros, que fueron evacuados con ayuda de los bomberos del aeropuerto.

Juan Luis Rodríguez, jefe del Aeropuerto, dijo a radio Bío Bío que se abrió una investigación por parte de peritos de la Dirección General de Aeronáutica (DGAC), mientras los pasajeros evacuados esperaban poder concretar su viaje.

Tras los primeros peritajes, “a simple vista la nave no presentaba ningún daño”, dijo Rodríguez, que añadió que se entrevistaría al piloto para saber por qué decidió abortar el despegue. Parte de los pasajeros habían pagado por el viaje y otro grupo había ganado los pasajes en un concurso.

El avión debía dirigirse primero a la ciudad de Salvador donde presenciarán el partido Chile vs. Ecuador y el sábado seguiría a Río de Janeiro, para que asistieran el próximo lunes el encuentro Chile vs. Uruguay.

Pasadas las 10:00 a.m., los viajeros seguían en el aeropuerto sin saber si podrían viajar, aunque la empresa les había asegurado que les daría una solución.