En medio de una entrevista para el segmento ‘Decoración Vea’, de la reconocida revista colombiana, Gómez confesó que elimina los malos olores de un horno tradicional con un poco de azúcar y canela, vierte los ingredientes en una lata y enciende el electrodoméstico en una temperatura mínima.

Al parecer, al hacer esta mezcla y exponerla a una temperatura reducida se desprende un olor dulce y delicioso que opaca cualquier sensación nauseabunda.

En cuanto a los hornos microondas, la presentadora recomendó hacer un café (tinto) bien cargado y calentarlo allí, como se sabe, este ingrediente neutraliza los olores.

Otra buena opción es calentar un poco de agua con vinagre durante un par de minutos. Así podrás abrir el horno sin temores.