El experto en salud pública Elmer Huerta —entrevistado por CNN en Español— señaló que el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades de Atlanta (CDC por su nombre en inglés) asegura que no hay evidencia de que los tapabocas sirvan para prevenir contagiarse de virus.

Es todo lo contrario, son las personas enfermas las que deberían utilizar esa mascara de protección para evitar contagiar a los demás.

En ese sentido, la vicepresidente del Colegio de Médicos de Madrid, Belén Padilla, dijo en EFE que los tapabocas están diseñados para evitar la diseminación de microorganismos presentes en la boca, nariz o garganta, y cuando los médicos los usan en cirugías no es para protegerse de alguna bacteria, sino para evitar contaminar al paciente.

De hecho, utilizar un tapabocas sin estar enfermo, dijo Huerta en CNN en Español, puede ser contraproducente porque “da una sensación de falsa seguridad”, y es probable que las personas que sí los necesiten ya no pueda conseguir uno porque la gente sana los acapara todos.

Y es que a raíz de la epidemia del coronavirus, la venta de los tapabocas se ha disparado alrededor del mundo, incluso en Colombia, donde ya empiezan a escasear, según Portafolio. De acuerdo ese medio económico, la caja de 12 unidades ya vale entre 6.500 y 9.000 pesos.

Incluso, en países como Italia, donde la epidemia china ya ha contagiado a más de 400 personas, un tapabocas puede llegar a valer hasta 1’900.000 pesos. No obstante, lo mejor para prevenir infectarse es lavarse las manos constantemente y evitar el contacto con personas contagiadas.

Esas mismas recomendaciones las dio el Instituto Nacional de Salud de Colombia que recalcó que solo hay que usar tapabocas en caso de estar enfermo.