Según un estudio realizado por la revista Diabetología, que fue citado por La Razón de España, los hombres que miden menos de 1,69 metros y las mujeres que registran menos de 1,57 metros, son más propensos a desarrollar diabetes tipo 2.

Estos resultados se obtuvieron luego de analizar a más de 2.500 hombres y mujeres en Alemania, a quienes le midieron su cuerpo (especialmente las piernas) y analizaron sus niveles de azúcar en la sangre; allí encontraron un patrón de riesgo.

Si una persona mide 1,50 metros y su hermano mide 1,60 metros, este último tiene un 30 % menos de posibilidades de padecer esta enfermedad. Lo anterior fue un ejemplo que puso el medio, pues por cada 10 centímetros más menor es el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Al parecer, a mayor altura, menor es la grasa presente en el hígado. Por lo tanto, para prevenir cualquier problema, quienes no gozan de una buena estatura deberían estar monitoreando sus niveles de azúcar.