El urólogo Marcelino Rivera, especialista de Indiana University Heatlh, le dijo al Huffington Post que cuando la persona orina más de una vez durante la noche es posible que esté enfrentando un trastorno conocido como apnea obstructiva del sueño.

Pese a que no suene lógico, al menos el 84 % de las personas que padecen apnea también han manifestado que sufren micción nocturna (proceso con el que la vejiga desocupa la orina contenida). Puede ocurrir en personas de cualquier edad.

Además de despertarse con la necesidad de ir al baño, otros síntomas son: dolor de garganta o sequedad, mal dormir, ronquidos, dolor de cabeza matutino y cambios de humor. La solución más frecuente es el uso de máscaras de respiración nocturna y, en algunos casos podría realizarse una intervención quirúrgica.

En el día una persona que tenga una salud óptima va al baño cada 2 o 4 horas, “dependiendo del estado de hidratación y el consumo de líquidos“, pero en la noche el cuerpo emana una hormona que suprime la necesidad de orinar, por lo que hacerlo no es normal y se debe visitar con urgencia a un especialista.