A pesar de esto, Women’s Health aseguró que Melissa Alcantara, entrenadora de la empresaria, reforzó el proceso corporal de la estrella con rutinas de ejercicio exigentes y una alimentación adecuada para que no volviera a recuperar las tallas que con tanto esfuerzo perdió.

En cuanto a la alimentación, luego de conseguir que bajara de peso, le dio inicio a la dieta inversa, que consiste en volver a aumentar la ingesta de alimentos, pero haciéndolo con conciencia: incrementar de 50 a 100 calorías por semana.

Según asegura la experta, el método es infalible y lo usan muchas celebridades; aquí importa la cantidad y calidad de comida que se consuma, lo ideal es que el aumento calórico se haga con alimentos sanos. La primera semana incrementar la proteína para no tener una descompensación muscular y la segunda añadir carbohidratos como pastas y cereales.

Además, es importante tener presente el consumo de frutas y verduras, pues de esta forma se le dará una mayor sensación de saciedad al organismo sin que haya un aporte al efecto rebote que tanto preocupa a quienes salieron de una dieta estricta.