Según una investigación publicada por el Diario de Investigaciones Sexuales, la orientación sexual de las personas puede cambiar con el tiempo y esto lo comprobaron con más de 12 mil estudiantes que admitieron un cambio en su forma de pensar.

Así como en la adolescencia a muchos les gustaba el rock y después se enamoraron del pop, de la misma forma la persona puede sentir atracción por personas del mismo sexo o el opuesto, según sea el caso. Lo anterior ocurre justo antes de cumplir los 30 años.

Jane Greer, psicóloga experta, explica en su sitio web que las relaciones amorosas cambian con el paso de los años y, por esto, la identidad sexual tiende a sufrir variaciones que podrían transformar completa o parcialmente el pensamiento.

Por lo anterior, una persona podría tener experiencias íntimas con personas contrarias a su orientación sexual, pero esto no quiere decir que se quede allí, aunque a veces pase. Todo va de la mano con su necesidad de exploración, de saciar su curiosidad.

Por su parte, Christine Kaestre, experta en salud y desarrollo humano, asegura que la identidad sexual de las personas depende de quién nos atrae, con quién tenemos relaciones sexuales y cómo nos identificamos.

En cuanto a quiénes son los que más suelen transformar sus inclinaciones, un estudio de 2010, publicado en Diario de Investigaciones Sexuales, encontró que al menos el 84 % de las mujeres han tenido fantasías sexuales con otras mujeres, mientras que de los hombres solo el 51 %.