El suceso aconteció el pasado viernes 29 de enero, cuando Angel y Jaco Breytenbach, una pareja que vive en la Provincia del Noroeste en Sudáfrica, iban a sacar a sus mascotas, unas gallinas, al patio de su casa, publica la cuenta de Facebook South Africa’s Braai Army.

Afortunadamente y conocedores de la cantidad de animales salvajes que de vez en cuando se encuentran en zonas residenciales del país africano, la pareja revisó las cámaras de seguridad y se encontraron con la gigantesca sorpresa de que había un cocodrilo de 3 metros de largo dentro de su piscina.

De inmediato, los Breytenbach llamaron a una compañía especialista en capturar animales salvajes y el proceso mientras sacaban al cocodrilo del agua, con todas las medidas de protección, quedó capturado en video.

En el video se ve a los especialistas intentando atar una cuerda alrededor de las mandíbulas del reptil, que opone resistencia. Luego de un par de intentos, los hombres logran atrapar al animal por su boca y lo sacan del agua.

Al final de la secuencia se ve que le ponen una toalla blanca sobre los ojos del cocodrilo, para así calmarlo y evitar que siguiera luchando por zafarse de la cuerda.

La organización Wild Heart Wildlife Foundation explicó, tras conocer el video viral, que el reptil seguramente llegó a la piscina familiar desde un río cercano en medio de las fuertes lluvias provocadas por el ciclón Eloise.

Tras la captura, el gigante cocodrilo fue llevado a un parque natural, donde será revisado por especialistas, para luego ser liberado en su hábitat natural, detalla South Africa’s Braai Army.

“No queríamos que el cocodrilo sufriera ningún daño, pero al decir esto tampoco quiero que los humanos sufran ningún daño. Creo que hay que colocar paneles de advertencia sobre los cocodrilos cerca o en las proximidades del río”, dijo Angel Breytenbach a esa página de Facebook.

Pareja encuentra a gigantesco cocodrilo en la piscina de su casa